El sr Buda ha dicho: que no hemos de creer en lo dicho, simplemente porque ha sido dicho; ni en las tradiciones, porque han sido trasmitidas desde la antigüedad; ni en los rumores como tales; ni en los escritos de los sabios, porque ellos lo han escrito; ni en las fantasías que sospechamos nos han sido inspiradas por un deva (es decir una supuesta inspiración espiritual); ni en las deducciones basadas en alguna suposición casual que hemos hecho; ni por lo que parece ser una necesidad analógica; ni por la mera autoridad de nuestros instructores o maestros, sino que hemos de creer cuando lo escrito, la doctrina o lo dicho, está corroborado por nuestra propia razón y conciencia. "Por eso" dice, "les he enseñado a no creer por el sólo hecho de haberlo oído decir; pero cuando crean con toda conciencia, entonces actúen de acuerdo a ello, con plenitud".

8 mar. 2009

UNO DE MILES



Richard Eduardo Chaparro, oriundo de salto, 46 años, lo crucé con mi vehículo un lunes como a 150 kilómetros de Montevideo.
El martes volví a verlo, ya un poco mas cerca de la capital, cargando su bolsa al hombro.
El miércoles, comencé temprano la jornada, como a las 4. A eso de la 6 de la mañana, por el cantero central de la ruta uno, a lo oscuro y al golpe de vista, alcance a ver una bolsa de plastillera blanca que caminaba rápido. Ya no podía hacerme el distraido, esa bolsa sabia quien la llevaba. Aun así me llevó unos kilómetros decidirme, no sin antes romper con mis prejuicios. Di la vuelta, y fui a buscarlo, allí venia, apurando el paso, es que como me contó después, venia contento porque se estaba acercando a su destino, solo le faltaba para llegar a Montevideo, 60 kilometros.
Cuenta que hace 3 días que caminaba y como me supuse mucho más sin bañarse, el olor lo confirmaba.
Su destino el puerto de Montevideo, va con la esperanza de embarcarse en los pesqueros, dice tener todos los papeles para tal fin.
Tratando de indagar, sin molestarlo, si lleva apuro, si alguien lo espera, me cuenta: no soy solo, todos murieron. Su ultimo trabajo, fue hace como 3 meses, en un supermercado de Paso de los Toros. Cuando le pregunté, si podía sacarle una foto y contar su historia, no dudó y aceptó contestando orgulloso " que como no, no tengo ningún antecedente en la policía".
Sus condiciones son lamentables, pero el va con Jesús me dice y que el secreto es portarse bien para que a uno lo ayuden.
Y yo me pregunto: ¿ cuanto podría durar una persona en esas condiciones, si no logra tener un amigo imaginario?.
Desde mi cómoda mesa, yo te lo cuento.

No hay comentarios: