El sr Buda ha dicho: que no hemos de creer en lo dicho, simplemente porque ha sido dicho; ni en las tradiciones, porque han sido trasmitidas desde la antigüedad; ni en los rumores como tales; ni en los escritos de los sabios, porque ellos lo han escrito; ni en las fantasías que sospechamos nos han sido inspiradas por un deva (es decir una supuesta inspiración espiritual); ni en las deducciones basadas en alguna suposición casual que hemos hecho; ni por lo que parece ser una necesidad analógica; ni por la mera autoridad de nuestros instructores o maestros, sino que hemos de creer cuando lo escrito, la doctrina o lo dicho, está corroborado por nuestra propia razón y conciencia. "Por eso" dice, "les he enseñado a no creer por el sólo hecho de haberlo oído decir; pero cuando crean con toda conciencia, entonces actúen de acuerdo a ello, con plenitud".

10 oct. 2010

UN PARO GENERAL AL PEPE.


Finalmente se produjo el paro general, no sin antes discutirse todo nuevamente y bajo fuertes presiones que emergieron desde todos los rincones que intentaban evitar que el país le parara al gobierno encabezado por Mujica. Los principales medios de comunicación fueron los encargados de preguntar y repreguntar hasta el hartazgo sobre las cuestiones que al poder le interesaba en esas circunstancias resaltar; he intentaron encontrar contradicciones e incoherencias entre los trabajadores y lograr así exponer ante la opinión pública, a los más combativos compañeros, como los malos de la película.
El 7 de octubre, día en que se llevo acabo el paro general, todos de alguna manera salieron conformes, los dirigentes del PIT-CNT que estuvieron desde el principio contra la medida, lograron modificar la fecha del 6 para el 7, como así también modificaron el horario de comienzo y finalización del mismo, llevándose en su haber el hecho de no movilizar a las masas. Por otra parte los compañeros más combativos obtuvieron su paro de 24 horas, no sin antes soportar fuertes presiones y tener que ceder en algunos de sus planteo para lograr los acuerdos alcanzados.
El gobierno, mientras tanto, minimizo la decisión de los trabajadores con un discurso que subestimaba una vez más, a quienes con su esfuerzo construyen cada día este país, expresando que los trabajadores estaban en su derecho y en el uso de la libertad para llevar adelante las medidas que entendían conveniente y les preocupaba de manera consistente aconsejando a los trabajadores conservar la unidad y no confrontar entre si.
Mientras este era el tono de las declaraciones,el gobierno de unidad nacional se agrupo detrás del Sr Julio Bocca que desafiaba al paro general desde días atrás, logrando también el su cometido y entregándole a los pitucos su entretenimiento en el teatro Solís.
Trabajadores y estudiantes instalaron la carpa de la dignidad en los alrededores del palacio legislativo, desde donde a ultima hora de la tarde partió una marcha de COFE con destino al teatro Solís donde se dio lectura a una proclama, por lo cual podemos afirmar, que aquellos que querían movilizar lo hicieron, aunque con muy poca gente, quizás porque los trabajadores se aplicaron a lo resuelto por el plenario del PIT-CNT, que le vino muy bien a la inmensa mayoría de la masa de trabajadores que se encontró muy cómodo quedándose en su casa. Algo a tener en cuenta y sacar experiencia, observando que, algún diario de la derecha tradicional tituló al día siguiente, 2000 adentro y 150 afuera, en clara referencia a lo que había sucedido dentro y fuera del teatro Solís.
Dentro de esta conformidad no queda excluido el Sr. presidente, ya que este llegó a tener su entretenido día, así lo declaro 24 horas antes del paro general, pronosticando que ese día será entretenido. Puso así, en las calles, a cuanto milico de choque tuvo a mano, que pudieron ensayar a medias sus estrategias antichoque y quizás soñaron con otro 24 de agosto, para entregárselo asi, en bandeja, al Pepe como forma de agradecimiento a la promesa de este de duplicarles el sueldo.
Sin dudas ha sido un gran paso, la desconformidad entre los trabajadores es cada vez menos oculta, el argumento de que es demasiado pronto, que hay que darle tiempo, de que todo es consecuencia de los gobiernos blancos y colorados es un eco que resuena lejos, cuyos últimos estentóreos se pueden escuchar en el departamento de Artigas, último y tardío bastión conquistado por el Frente Amplio, en cuya población puede encontrarse el virus enfermizo de la pasividad y la espera de que algo mágico suceda para que de esta forma algo cambie en ese departamento históricamente golpeado.
Por acá donde nace el fuego nuestro, la derecha no descansa un minuto y sigue en la búsqueda de los compañeros más combativos " culpables" de semejante atrevimiento, UN PARO GENERAL AL PEPE.
Este modelo de país, que comenzó a construirse a través del Pachecato, continúa hoy sin haber tenido interrupciones, exactamente con la misma estrategia. Ayer desmantelamiento del país industrial; hoy desmantelamiento del estado a través de asociaciones, privatizaciones que toman más fuerzas en el marco de la reforma del estado. Tácticamente tampoco hay diferencias a lo largo de estos últimos 40 años, fuerzas policiales en las calles, eso si, más preparadas que en los 60, medios de comunicación que desde siempre estuvieron presto a colaborar y fueron incansables militantes de los gobiernos de turno. La propaganda política entretuvo en el pasado a las masas dándoles un enemigo entre sus propias entrañas, hoy no necesitan de esas artimañas, la cooptación de altos dirigentes sindicales, la conducta política sindical de otros, que anteponen su afinidad política con el gobierno a la afinidad que deberían de tener para con los trabajadores, atan a estos de pies y manos y a todo aquel que pretenda emprender un camino de reclamos, dejándoles solo la voz ,en una cada vez mas urgente lucha por alcanzar los mas inmediatos reclamos antes de que la competencia de Cativelli les de su San Martín.
A los trabajadores, junto a un porcentaje importante de nuestra sociedad, calculada en cientos de miles que viven bajo el nivel que mide la pobreza, se los alimenta y se lo adormece con la cholules de la televisión, la inseguridad, típico argumento de la derecha, y con las hermosas cifras macroeconómicas que ostenta el país, pero que estas, en nada cambian la vida de las personas. La famosa redistribución de la riqueza esta más lejos hoy que ayer, la torta crece y crece pero en el piso cada vez queda menos migajas.

No hay comentarios: