El sr Buda ha dicho: que no hemos de creer en lo dicho, simplemente porque ha sido dicho; ni en las tradiciones, porque han sido trasmitidas desde la antigüedad; ni en los rumores como tales; ni en los escritos de los sabios, porque ellos lo han escrito; ni en las fantasías que sospechamos nos han sido inspiradas por un deva (es decir una supuesta inspiración espiritual); ni en las deducciones basadas en alguna suposición casual que hemos hecho; ni por lo que parece ser una necesidad analógica; ni por la mera autoridad de nuestros instructores o maestros, sino que hemos de creer cuando lo escrito, la doctrina o lo dicho, está corroborado por nuestra propia razón y conciencia. "Por eso" dice, "les he enseñado a no creer por el sólo hecho de haberlo oído decir; pero cuando crean con toda conciencia, entonces actúen de acuerdo a ello, con plenitud".

14 ene. 2011

A JUAN EL PESCADOR.

La tarde del pasado12 de enero fue una tarde cargada de tristes noticias. Poco después de enterarnos de la sacada del aire de nuestro neurálgico medio de comunicas ion y organización; la 36 -como le decimos de manera natural- nos llego la triste noticia del fallecimiento de la compañera Graciela que perteneciera al grupo de militantes de la A.P. Cerro. Compañera de vida de nuestro también compañero militante " El Gallego Juan" a quien le hacemos llegar nuestra solidaridad en tan tristes momentos.
Sabemos- por que lo hemos sufrido- del dolor que se padece en tan ingratos momentos. Donde debemos recurrir a la reserva suficiente que todos tenemos acumulada para poder sobre llevar los mismos. A la compañera Graciela el reconocimiento de su pasaje por estos planos de la vida y su aporte a la sociedad, la cual supo integrar y representar con dignidad. A todos aquellos que, aferrándose de manera entusiasta a la esperanza, les recuerdo lo que siempre Gustavo Dalgalarrondo nos decía ; nada se pierde todo se transforma.




De "la vida es sueño"

Sueña el rey que es rey, y vive
con este engaño mandando,
disponiendo y gobernando;
y este aplauso, que recibe
prestado, en el viento escribe,
y en cenizas le convierte
la muerte, ¡desdicha fuerte!
¿Que hay quien intente reinar,
viendo que ha de despertar
en el sueño de la muerte?

Sueña el rico en su riqueza,
que más cuidados le ofrece;
sueña el pobre que padece
su miseria y su pobreza;
sueña el que a medrar empieza,
sueña el que afana y pretende,
sueña el que agravia y ofende,
y en el mundo, en conclusión,
todos sueñan lo que son,
aunque ninguno lo entiende.

Yo sueño que estoy aquí
destas prisiones cargado,
y soñé que en otro estado
más lisonjero me vi.
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño:
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.


Calderon de la Barca.


No hay comentarios: